sábado, 12 de julio de 2008

GENTE QUE CONOCES POR INTERNET

Dicen que es peligroso quedar con gente a la que conoces por internet, o que es peligroso relacionarse por este medio. Yo no estoy de acuerdo. Muchas de las mejores personas que he conocido ha sido a través del ordenador, igual que hace años lo era por carta.

Por ejemplo, a través de los grupos de BJDs. Hace dos años entre en el grupo de Yahoo de muñecos de Elfdoll Ryung-Soah. Ese mismo año una miembro de dicho grupo, Jillianne, australiana, venía de viaje a España. Yo la acogí una semana en casa y fue una experiencia inolvidable que no me importaría repetir.

Ayer quedamos con Vero (Rizelmine en BJDoll.net). Técnicamente a ella no la he conocido por internet, ya que la primera vez que nos vimos fue en un stand en el Salón del Comic de Zaragoza en el que ella promocionaba sus trabajos. Pero en realidad nuestro mayor contacto es a través de dicho foro, y es allí dónde realmente la he conocido a ella y a otras personas igual de maravillosas.

Y puede parecer una tontería, pero sigue sorprendiéndome lo mucho que tenemos en común, y lo mucho que disfrutamos en persona. Igual que nos pasó cuando nos conocimos la Cuchipandi, que no fue sino otra quedada organizada a través del foro que frecuentábamos por entonces, y a raíz de la cual decidimos repetir… y repetir… y tanto repetimos que excepto por las distancias (hay gente de Huesca, y de Logroño), se podría decir que somos una pandilla como cualquier otra que salen juntos para divertirse y charlar y punto, pues como digo, igual me sentí ayer hablando con esta chica.

Al principio también estuvieron Mabel, Damián y Gema, y trajeron a su nueva muñeca, una Hazy de Elfdoll de la que soy un poco culpable yo también, y a la preciosa Sachiko de Gema. Compartimos muchas cosas y casi no se marchan, aunque al final Mabel tuvo que dejarnos porque tenía una cena, y al final se marcharon los tres. Me dio rabia porque pensé que ahora sí que no iba a saber de qué hablar, pero no fue así. Iban saliendo temas, uno tras otro: rol, literatura, cómic, ilustración, religiones comparadas, y por supuesto, BJDs, y en todas ellas teníamos, tanto Josema como ella y yo, cosas de que hablar, cosas que aportar, cosas que compartir.

Y me sentí a gusto, y se nos pasó la tarde en un suspiro, y me quedé con ganas de repetir y quedar otro día, y hablar, como dice ella, sin stand de por medio, para seguir compartiendo cosas, que me pique para volver a coger los lápices (qué envidia – de la del método Beik, que conste – me dan esta gente que lo han conseguido, que publican sus trabajos, que se han hecho un nombre…), o simplemente, que podamos volver a reírnos con las ocurrencias de amigos comunes o pasarnos títulos de libros que no deberíamos perdernos.

La excusa para quedar, dejarle un libro de G.R.R. Martin para que éste me lo firmase a su paso por Barcelona, no era más que eso, una excusa, tan tan nimia, que hasta me olvidé del libro. Menos mal que estábamos al lado de casa y pude recogerlo un momentito.

1 comentarios:

Lilith dijo...

Que envidiaaaaa, tengo envidia de Rizelmine por quedar contigo y viceversa. Ojala podamos quedar un día para hacer un café y cotillear enormemente. Mejor pronto que tarde.

 
Vivir para soniar - Templates Novo Blogger