lunes, 9 de junio de 2008

DOS IMÁGENES

... que valen más que mil palabras.

La cara:

(Y nunca mejor dicho): el casco de Rossi. Ni me gustan los deportes en general, ni las carreras de motos, ni nada de eso, pero mi padre si que es aficionado y el otro día en su casa vimos la carrera. Flipé con el casco. Un tío capaz de llevar ese casco tiene que ser genial, solo por eso ya le admiro!. Lástima que en la carrera de ayer llevase otro diferente, así que para que no se pierda en la distancia, me guardo una foto aquí.

La cruz:

Kate Moss. Nunca he soportado a esta mujer. La veo fea, anorexica y con un ojo mirando en cada dirección. Lo cual no tendría importancia (todos tenemos derecho a ser feos como pecados) si no nos intentasen vender que es una belleza y una diosa de la pasarela. Lo siento por quien le guste, a cada cual con sus gustos y yo aquí solo expreso mi opinión, pero yo en esta foto particularmente la veo clavadita a un Carlino.

1 comentarios:

osealola dijo...

Le veo algo raro en el culete-pie... no sé, quizá sea la falta de grasa. De esta tia siempre me han impresionados sus dientes;pequeñitos, torcidos y trasparentosos, ¿por qué a la gente con ciertas adicciones se les ponen así?

 
Vivir para soniar - Templates Novo Blogger