sábado, 8 de noviembre de 2008

SIN COMENTARIOS

Son las 8 de la mañana. De un sábado. Llevo una hora despierta. Odio, ODIO, ABORREZCO ESOS PUTOS HIJOS DE LA GRANDISIMA PUTA DESPERTADORES QUE SUENAN Y SUENAN Y VUELVEN A SONAR!!!

Llevo una mala hostia que no hay quien me aguante, y me huelo que me va a durar todo el día.

Si mañana ese engendro del infierno vuelve a sonar más de una vez, juro por lo más sagrado que lo tiro por la ventana.

2 comentarios:

Lilith dijo...

mándame tu reloj. últimamente me da por desmontar cositas...

Sonia dijo...

No es mío, es de mi marido T_T Si no ya haría tiempo que sería papilla electrónia...

 
Vivir para soniar - Templates Novo Blogger