domingo, 16 de noviembre de 2008

LA BODA DE MURIEL

Anoche pillamos en una sesión de zapping un trozo de la película “La Boda de Muriel”. No conseguimos verla entera, porque Leo enseguida se aburrió, pero de verdad que cuando vi que la estaban echando, por un momento les pedí que me dejasen verla.

La Boda de Muriel es una película que me gusta, y ayer recordé exactamente por qué. Es por las escenas en las que ella se va probando los trajes de novia. Como toca, con veneración, la cintura de uno de ellos en el maniquí de la tienda. Lo hermosa que está, a pesar de ser una chica gordita y casi vulgar, cada vez que se prueba uno de ellos. La reacción de las dependientas de la tienda que, contra su religión, hasta le hacen fotos “para que las vea su madre en el hospital”. La música de ABBA, que, sin ser uno de mis grupos favoritos, en ese momento de la película, con el “Dancing Queen” de fondo, reflejan ese momento “revelación” del que yo he hablado tantas veces.

Aunque con motivación distinta (Muriel se prueba trajes de novia porque su anhelo es casarse, para mí, los trajes de novia son una meta en sí mismos), desde que vi esa película siempre me he identificado con Muriel. Muriel, la gordita incomprendida, con complejo de inferioridad, que se transporta a un mundo de cuento de hadas cuando ve un traje de novia.

Creo sinceramente que quien guionizó esas escenas, se sentía como yo cuando ve esos maravillosos vestidos angelicales...

3 comentarios:

elrincondelpercebe dijo...

Tu blog se me atasca y me cuesta horrores ver las actualizaciones... ains!
Siempre me ha tentado meterme en una tienda de novias y empezar a probarme trajes como si de verdad me fuera a casar, creo que aún no lo he hecho porque nadie me acompaña... Cuando lo digo mis amigas se entusiasman y dicen que sí, que sí, pero hija, a la hora de la verdad se rajan.
Y yo me muero de ganas de mis 10 minutos de princesa y protagonista de mi cuento de bodas.

Lilith dijo...

Mira que no me simpatizan ni los trajes de novia, ni ABBA pero la película es tan tierna...me encanta, Se la tengo que poner a Musa, la iba a flipar. Gracias por recordarmelo

Sonia dijo...

Lástima que vivas tan lejos, Lola, porque si estuvieramos en la misma ciudad no te escapabas de acompañarme en una caza y captura de catálogos nupciales y de emocionarme vilmente viendo lo guapísima que ibas a estar, con ese tipo que Dios te ha dado, con un traje de novia. Vete sola, como Muriel, hazte fotos y se las mandas a tu prima de Zaragoza ;)

A tí ya te convertiré, Lilith, ya... Toda mujer tiene un traje de novia para ella, aunque no sea blanco, aunque no sea largo, aunque no sea un vestido. Encontraremos el tuyo... >:)

 
Vivir para soniar - Templates Novo Blogger