jueves, 26 de febrero de 2009

LIBROS SOBRE LIBROS

Hay algunos libros que tratan sobre libros. O mejor dicho, tratan sobre otro libro. En este momento y sin pensar demasiado me vienen a la cabeza La Historia Interminable, Corazón de Tinta, o La sombra del viento. Todos ellos tienen en común que el libro del que hablan se titula igual que el libro en sí, y que hay alguien, normalmente un niño o un adolescente, para quien ese libro es algo especial.

Dicha premisa me hace sentir un poco timada. Qué quereis que os diga... cuando me leo La Historia Interminable o La Sombra del Viento no me estoy leyendo La Historia Interminable ni La Sombra del Viento. Me estoy leyendo las aventuras de la persona que se lee dicho libro, pero no el libro en sí, del que como mucho disfruto algún fragmento... Me gustaría, como reto literario, encontrar un libro sobre otro libro que tenga un título original. Seguro que existe. Si además es un buen libro, ¡mejor aún!

Y es que los dos últimos libros que he nombrado me los he leído hace muy poco. Ambos hacía tiempo que estaban rondando por mi casa, como tantos libros que compramos a través de Círculo de Lectores que esperan su turno (demasiados libros para leer, demasiado poco tiempo para hacerlo), pero hasta que Josema no me enseñó un trailer de Corazón de Tinta en internet no me entró el gusanillo, y entonces pensé “Bueno, el próximo libro será ese”. Siempre prefiero leer el libro antes de ver la película, ¡y en este caso era una trilogía entera! Pero la verdad es que me ha sobrado tiempo. Han sido tres libros que me han gustado bastante, sin llegar quizás a formar parte de mis favoritos de toda la vida, pero desde luego, amenos e interesantes. Tener ya unas caras que poner a los personajes (sobre todo el protagonista, Brendan Frasier, que hasta la propia autora de la novela había elegido para el papel) ayuda mucho, lo reconozco, pero además, la historia enganchaba y resultaba interesante.



A raíz de terminar la Trilogía del Mundo de Tinta, decidí rescatar el laureado La Sombra del Viento de Carlos Ruiz Zafón. Además de las muchas críticas positivas que había leído sobre él, me animó a leerlo el ver que en la propia saga de Corazón de Tinta lo citaban como referencia, junto a titulos maravillosos como La Princesa Prometida o clásicos de la literatura infantil y de fantasía de Tolkien, Michael Ende, etc.

De hecho ya lo había intentado leer una vez, y no sé por qué me quedé atascada en las 30 primeras páginas. Pero ahora lo cogí con más ganas.

Qué decepción.

A ver, es ameno y entretenido. Tiene sobre todo un personaje, el secundario Fermín, que es maravilloso en todos los sentidos, pero sinceramente, no me ha gustado ni me ha llenado nada. Para empezar, no tenía ningún tipo de elemento fantástico. No es que SÓLO me gusten los libros con elementos de fantasía, pero de este libro daban a entender que lo había, o al menos es la esperanza que me había forjado. Pero no. Es simplemente un sainete de enredo y policíaco a la usanza de la época en la que se desarrolla la acción. No es un libro juvenil, sino para adultos, porque meten escenas de sexo torpes que además son completamente innecesarias. La historia es totalmente predecible, el romance extraño e inexistente, forzado (el protagonista se enamora porque tiene que haber una tía buena, nada más, pero por mucho que la novela esté escrita en primera persona, no hay forma de sentir lo que siente él. ¡Hasta Crepúsculo era mejor que esto!), y, lo peor de todo, es de esos libros que el autor no se relee en busca de fallos antes de publicarlo!

Por ejemplo (y esto son spoilers, así que si quereis leer el libro y medio-sorprenderos, no sigais leyendo a partir de aquí), a la muerte de uno de los personajes se reseña una noticia en el periódico en el que dice que fallece con 37 años de edad (me lo releí varias veces para asegurarme, no creais). Sin embargo, es imposible que tenga esa edad y coincida con los otros personajes de la historia en la época y circunstancias en las que dice que coincide, a menos que su viaje a París por motivos de trabajo cuando ya lleva un tiempo como tal lo realice con 13 años de edad. No sé si me explico.

Cuando ya (ojo, otro spoiler) aparece un médico que en 1919 es capaz de saber que una chica que ha tenido relaciones sexuales está embarazada ANTES de que haya pasado una semana desde que ha tenido dichas relaciones, ya mi mandíbula toco el suelo y mi cerebro me preguntó aquello de “¿Qué mierda es esta, hermana?”.

Y ya la rematadera, cuando entran en una casa abandonada en la que nos han contado, pocas páginas antes, que se mandó tapiar la habitación donde había ocurrido una desgracia... Los protagonistas llegan a la habitación directamente, sin preámbulos... y no solo está completamente abierta y accesible sino que no hay ninguna referencia a que pudiera haber estado tapiada, con ladrillos sueltos, lo que sea... Sin embargo, milagrosamente, lo que sí aparece tapiado es una cripta que no estaba tapiada antes.

¿Cómo puede tener tanta fama una novela que deja escapar unos detalles tan terriblemente malos? Imagino que ha sido todo una maniobra de marketing... y hemos picado... ¡qué lástima, por Dios! Con la de autores noveles que conozco por ahí que merecen publicar antes que este señor....

Lo peor de todo es que encima el libro venía con una sobrecubierta plagada de frasecitas del tipo "La mejor novela que he leído nunca" (¿cuántas novelas has leído en tu vida, alma de Dios?), "Me dio pena que se acabase", "No la olvidaré nunca", etc, etc. Puro empalago. Me entraban ganas de arrancarla cada vez que la novela seguía degenerando.

Debe ser verdad eso de que “el que tiene padrino se bautiza”...

7 comentarios:

Han Solo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Han Solo dijo...

pues yo "La historia interminable" me la he leido 5 veces en castellano y 1 en ingles y pasa por ser uno de mis libros favoritos, junto con "El Principito", "El Señor de los anillos" y "Hilda la gallina" (si, si, desde pequeño me encanta)

Sonia dijo...

Es que la Historia Interminable es maravillosa. No la he comentado a fondo porque mi entrada era más para machacar "La Sombra del viento", pero "La Historia Interminable" puede que sea uno de mis libros favoritos de siempre...

Han Solo dijo...

te echo de menos en mi blog

Lilith dijo...

Fíjate que a mi la sombre del viento no me disgustó (no es una obra maestra pero bueno)En cambio el otro el la sombra. o el corazón del ángel o como cojones se llamase, me pareció horrible!!!! Pretencioso y vacío. Un horror

elrincondelpercebe dijo...

Me he leido la historia interminable como 1000 veces. Es uno de mis libros de cabecera, cada vez que me aburro y no me apetece leer algo nuevo (para leer, al igual que para escuchar discos nuevos he de estar inspirada) Tiro de la historia de Bastian, ventajas, que como me lo sé de memoria puedo abrirlo por cualquier página y ponerme a leer, desventajas, que tengo miedo de que deje de gustarme.

Palabra de confirmación: Orifunds, me suena a ácaro

Han Solo dijo...

ponlo delante de un espejo
igual al reves
sale algo
hala a mi me ha salido ammoone
eso debe ser griego-indochino

 
Vivir para soniar - Templates Novo Blogger